Esto en el caso de que se descubriera que en sus cuentas públicas o en el manejo de su administración, se encontró alguna desviación de recursos, algún peculado o una irregularidad administrativa.

Por Oscar Contreras Nava

Claro que el ingeniero Egidio Torre Cantú no se encuentra en el radar de la Procuraduría de Tamaulipas, porque esta dependencia solo actuaría cuando existiera una denuncia en su contra y el Congreso a petición de la Auditoria Superior del estado, sería quien debe de hacerla, al igual que el nuevo gobierno estatal a través de la Contraloría.

Esto en el caso de que se descubriera que en sus cuentas públicas o en el manejo de su administración, se encontró alguna desviación de recursos, algún peculado o una irregularidad administrativa.

Pero será muy difícil que esto se presente, ya que el contador Miguel Salman Álvarez, titular de la Auditoría Superior del estado, es uno de los amigos más cercanos a Torre Cantú y en el caso del gobierno, pues también no ha sucedido nada después de que han citado a varios ex funcionarios estatales.

Por lo que respecta al Congreso, si este no cambia al Auditor Superior será muy difícil que a Torre Cantú y a su pandilla, se les acuse de algo, ya que  nunca les van a encontrar una irregularidad, porque estamos seguros que para esta fecha ya les limpiaron todas sus cuentas públicas.

Por eso el procurador Irvin Barrios Mojica ha declarado que Torre Cantú, no es investigado y por lo tanto, está enfocado en reestructurar y poner en la procuraduría y que bueno que lo haga, porque este es el primer paso para que en poco tiempo dé resultados.

El caso es que en Tamaulipas los asuntos de las supuestas investigaciones a los ex funcionarios caminan lentamente, pero habremos de esperar que las autoridades sigan reuniendo los elementos necesarios para proceder y den tiros de precisión, para no equivocarse.

Por cierto, sería muy interesante que revisarán la nómina del Sector Salud y en especial, las altas que dieron para incorporarse al sindicato en el los últimos tres meses, ya que nos informan que existen más de 50 personas que trabajaron con cargos de confianza durante 12 años o más y ahora resulta que son personal sindicalizado.

Lo que sucede es que para que un trabajador sea del sindicato es necesario que cumpla cuando menos seis meses un día en el puesto de base lo cual no lo cumplieron y esta es una irregularidad muy evidente.

Les damos un nombre para que lo revisen: Diana Patricia Pérez Cárdenas alias “La Jilocha” si lo checan van a ver que tenemos razón y ella sería el hilo para descubrir a los demás. Esperamos que Lidia Madero actúe, porque ya hemos visto a Nazario Assad muy tranquilo caminando por la calle y disfrutando de sus vacaciones como si nunca hubiera hecho nada, cuando saqueo las arcas del Sector Salud y la secretaria aún lo ha perdonado.

Para finalizar, se informó que la presidenta municipal de Reynosa, Maki Ortiz, se entrevistó con sus compañeros panistas del Congreso de Tamaulipas el lunes por la noche y esto lo hizo para evitar que estuvieran los medios de comunicación, quienes le molestan sobre manera.

Dice Maki que estuvo muy contenta con sus correligionarios del PAN y esperan que apoyen su propuesta de avanzada e innovadora la cual le permitirá de hacerse de más recursos y servir mejor.

Mejor dicho, lo que busca es implantar un gobierno recaudador e imponer más impuestos y multas a los ciudadanos, precisamente cuando se tiene una grave crisis económica y miles de reynosense no cuentan con trabajo.

No sería mejor que Maki convocara a la ciudadanía a que le ayuden a limpiar la ciudad y que inicie campañas preventivas para evitar que sean multados si tránsito los detiene en estado de ebriedad.

Aunque también dice Maki, la alcaldesa recaudadora, que busca que los diputados le aprueben instalar parquímetros y poner impuestos a todos aquellos propietarios que no limpien sus solares.

En fin, ya veremos qué pasa, porque ahora el victorense que puso de gerente de la Comapa como lo es Juan García Guerrero, amenaza con meter a la cárcel a los últimos ex gerentes de esta paraestatal y sería muy bueno que lo hiciera ya que asegura que la desfalcaron y por esta situación tiene graves problemas financieros.

Ya veremos qué pasa, porque como bien dice don Manuel Garza González el famoso Meme de Reynosa y gloria del PRI nacional: “nunca se debe decir lo que se va hacer, porque se previene al enemigo y puede revirar”. Así de simple.

Al cierre. Los diputados locales que comanda Jesús Ma. “Chuma” Moreno Ibarra, ah no perdón, Carlos “Chito” García González, tendrán un aguinaldo de 36 mil 500 pesos además de su sueldo de 80 mil pesos que ganan mensualmente.

Claro que el diputado Chito se queja ya que comenta que esta cantidad no se compara con los más de 700 mil pesos que se llevaran los diputados federales de aguinaldo, bonos y apoyos para sus distritos.

Pues claro que tiene razón, pero también su complicidad con los hombres del poder no es tan grande como para que se les pague esa cantidad. ¿O sí?

[email protected]

Siguenos en Facebook