Solamente César Augusto Verástegui Ostos ha sido públicamente dado a conocer, pero, esto será oficial hasta el momento en que rindan su protesta de Ley ante el gobernador electo por los tamaulipecos Francisco Javier García Cabeza de Vaca, él y el resto del gabinete.

Como lo he comentado, amable lector, he caminado por muchos senderos, en la búsqueda de “algo” que se esconde en la cotidianidad de los mismos, como si fuera una fijación mental, por lo que frecuentemente, lo confieso, “me echo clavados”, en la historia, en los testimonios y hasta en los recuerdos de esos “caminares”, y de repente aparecen hechos  que modifican la realidad que es esperada y que nos hace dejar de lado esa búsqueda, porque esto es;¡la noticia!, el objetivo de nuestra actividad.

En Tamaulipas, dos decisiones nos mantienen a la expectativa, claro que hay interés en muchas más, pero fatalmente las dará a conocer el gobernador electo, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, en estos momentos, el tiempo y el lugar ya no tienen relevancia, seguramente, la decisión ya está tomada y esta circula ya, también hacia el interior de su equipo el que guarda la discreción ordenada.

FRANCISCO JAVIER GARCIA CABEZA DE VACA

PRESENTARA SU GABINETE Y PLAN DE TRABAJO

Solamente César Augusto Verástegui Ostos ha sido públicamente dado a conocer, pero, esto será oficial hasta el momento en que rindan su protesta de Ley ante el gobernador electo por los tamaulipecos Francisco Javier García Cabeza de Vaca, él y el resto del gabinete.

Pero, lo sustancial, estará en el contenido del mensaje que habrá de dar a conocer a los tamaulipecos, previa protesta de ley que rendirá, en su caso ante el presidente del congreso local, en el mismo, nos hará saber el plan de trabajo que desarrollará en el próximo sexenio, Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

Tamaulipas no es un estado fácil, como no lo son el resto de las entidades nuestra querida Patria, no se salva ninguna, como todos, somos un estado agraviado, dividido, traicionado, saqueado, vilipendiado y harto del estado de cosas que se padecen y en esto, también se sabe y se conoce a cada uno de los que abusaron del poder que se les confirió y a los otros que por la fuerza y la corrupción, obtuvieron y siguen detentando las ganancias que les ha redituado y les sigue redituando sus deslealtades desde las esferas superiores del poder.

Solo un acuerdo de unidad, prendido con alfileres, les dio la mayoría necesaria para advenir a una situación, que no sabe nadie en este momento si desembocará en cambios que lo hagan avanzar en su proceloso destino que, ¡eso sí¡, la mayoría absoluta estamos dispuestos a trabajar para que se alcance, como estuvieron nuestros padres y nuestros abuelos en los momentos en que respondieron al llamado de nuestra Patria.

Pero también sabemos que los líderes que encabezaron las luchas reivindicadoras, fueron abatidos todos por el crimen y la traición y que esto sucedió aquí también en el pasado inmediato en esta tierra nuestra, de lo que ¡eso también¡, no se ha vuelto a saber nada oficialmente, mientras que cientos o miles de tumbas, oficiales y clandestinas, se abrían diariamente enlutando los hogares de familias tamaulipecas.

Esto dio pábulo a la especie de que “En Tamaulipas, no pasa nada”.

Sólo faltan menos de tres semanas, para que los emisores de las “informaciones oficiales”, enfrenten y comparezcan, ahora sí, ante las autoridades correspondientes a emitir, las informaciones oficiales que en su defensa puedan esgrimir; pero, “de que se van, se van”.

No creemos que el líder y sus corifeos, tengan la cachaza de asistir a un compromiso público hecho ante miles simpatizantes del candidato asesinado hace seis años a decir, ante su sepulcro,  “hermanito creo que hemos cumplido”.

Lo que se cree es que a partir del uno de octubre, en Tamaulipas, comenzaran a pasar, ahora sí, “muchas cosas que antes no pasaban”.

Siguenos en Facebook