Familia asesinada en Reynosa era de Michoacán

Miércoles, 27 de noviembre de 2013

La Procuraduría de Justicia de Tamaulipas confirmó que el asesinato múltiple se registró la madrugada del martes 26 de noviembre

 

  • *Tenían varios años radicando en esta ciudad fronteriza, eran Testigos de Jehová y son tres lo que salvaron su vida en el ataque.

Por Eduardo Bandín / Julio Guzmán.

Agencia ANTAM.

Reynosa, Tamaulipas.- Se confirmó que los cinco integrantes de la familia asesinada en Reynosa, eran Testigos de Jehová, originarios de Huetamo, Michoacán, y hay otros dos menores de edad que junto a su abuela se salvaron de ser asesinados.

La Procuraduría de Justicia de Tamaulipas confirmó que el asesinato múltiple se registró la madrugada del martes 26 de noviembre en un  domicilio ubicado entre las calle Veracruz y Sonora de la colonia Leal Puente. Tres personas de eran del sexo masculino y dos más del sexo femenino, todos con lesiones producidas por proyectiles de armas de fuego.

El homicidio fue reportado por la abuela de la familia que se identificó como Victoria García, sobreviviente del atentado, quien además dijo que las víctimas se llamaron en vida Brenda Yazmín, de 15 años; Maricruz P., de 40 años; Leonel Moisés de la T, de 13 años; Misael de la T, de 25 años y Leonel de la T, de 60 años de edad.

En sus declaraciones confirmó que eran Testigos de Jehová, y aseguró que cuando encontró a su familia asesinada, estaban con ella sus dos nietos más pequeños, uno de seis y otro de 10 años, actualmente bajo protección en algún sitio fuera o dentro del país.

Reveló que para pedir ayuda a la Policía Ministerial fue ayudada por un amigo de su nieto y por un pastor de su religión, quienes se dieron cuenta que en el cuarto de Misael estaba en desorden como cuando buscan algo, faltaban sus televisores y su camioneta Explorer 2004.

La señora Victoria dijo que su hijo Leonel de 13 años de edad, era chofer de microbús, su nuera vendía elotes y ella ayudaba en lo que podía, pero Misael tenía poco tiempo de haber llegado de Huetamo, Michoacán y nunca supo en que trabajaba.

La Procuraduría de Justicia, confirmó que aunque no existe por el momento un móvil, las pesquisas se concentran en las actividades de Misael de la T y las mismas obligan a darles seguimiento en Michoacán.

Por último, el laboratorio de Balística Forense determinó que una sola arma fue usada para los homicidios, pero en definitiva debieron actuar por lo menos tres individuos.

 

Siguenos en Facebook